Como poner el nivel de idiomas en el curriculum

En muchos casos resulta que la capacidad de hablar un idioma extranjero aumenta las posibilidades de conseguir un trabajo.

Lo más frecuente es que en los anuncios los reclutadores indiquen qué idiomas (y a qué nivel) hay que conocer para solicitar un puesto de trabajo en una determinada empresa.

idiomas en el curriculum

¿Dónde se debe colocar la sección de conocimientos lingüísticos en el curriculum?

El conocimiento de lenguas extranjeras es una cuestión muy importante de la que puede depender tu futuro salario o tu puesto. Los responsables de la contratación confirman que la mayoría de los candidatos se acuerdan hoy en día de rellenar esta sección en sus documentos de solicitud, pero a menudo la colocan en el lugar equivocado.

¿Qué quieres decir con el lugar equivocado? Lo más frecuente es que los idiomas extranjeros se describan en el curriculum sin una sección aparte o que se coloquen en Habilidades. Otro error es presentar los conocimientos de idiomas al final del currículum, especialmente cuando la solicitud consta de más de una página.
Entonces, ¿dónde debe colocarse la sección de lenguas extranjeras?

Tanto si optas por presentar tu currículum en un formato innovador como si te ciñes al enfoque tradicional, es importante que la información sobre tu nivel de conocimientos de lenguas extranjeras se coloque en un lugar que el reclutador pueda detectarlo rápidamente. Esta sección debe destacarse con un título separado, por ejemplo, Conocimiento de lenguas extranjeras. Una forma interesante de presentar el nivel de las lenguas extranjeras es definirlo con estrellas, puntos u otros elementos gráficos.

Sin embargo, hay que recordar que este método es menos preciso que la escala comúnmente aceptada de conocimientos de lenguas extranjeras.

Además, la información sobre tus conocimientos de lenguas extranjeras también puede destacarse en la descripción de un trabajo anterior o en tu actividad en un trabajo voluntario u organización, si sus funciones implicaban el uso de la lengua en actividades concretas.

Dependiendo del sector en el que quiera trabajar, puede añadir a tu currículum vitae un portafolio con trabajos realizados en un idioma extranjero. Pueden ser artículos de blog, descripciones de productos o extractos de publicaciones.

¿Cómo puedo especificar los niveles de idioma en mi curriculum?

No basta con indicar las lenguas que conoces. También debes indicar en qué nivel hablas el idioma.

Puedes presentar tu nivel de conocimientos de una lengua extranjera mediante puntos o estrellas, que hemos indicado anteriormente, y también utilizar términos como comunicativo, intermedio, competente.

Este formato es comprensible para un reclutador, pero no refleja totalmente el nivel real de tus conocimientos de idiomas. Para algunos, el inglés comunicativo significará la capacidad de presentarse e intercambiar opiniones sobre el tiempo, mientras que otra persona lo definirá de forma mucho más amplia, como una forma libre de comunicarse sobre temas cotidianos.

Cuando describas tus conocimientos de idiomas al crear tu currículum, también puedes utilizar la clasificación del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER). Utilizando los criterios del nivel de comunicación oral y escrita, así como de la comprensión auditiva, asigna el conocimiento de una lengua a diferentes niveles establecidos. Los niveles A1 a A2 definen los conocimientos lingüísticos básicos, los B1 a B2 intermedios y los C1 a C2 avanzados.

Lo que significan los niveles anteriores en resumen:

  • Nivel A1
    Eres capaz de comprender y utilizar expresiones comunes y enunciados poco complejos relativos a necesidades concretas de la vida cotidiana. Puedes mantener una conversación sencilla siempre que la otra persona hable despacio y con claridad y esté dispuesta a ayudar en cualquier momento.
  • Nivel A2
    Puedes comprender y utilizar frases en ámbitos de la vida cotidiana (trabajo, familia, amigos, entorno, compras). Puedes mantener una conversación sencilla consistente en un intercambio directo de frases sobre temas conocidos y comunes.
  • Nivel B1
    Eres capaz de comprender los puntos principales de una información estándar y clara sobre asuntos y acontecimientos familiares relacionados con la escuela, el trabajo, el tiempo libre, etc. Puedes hacer frente a la mayoría de las circunstancias que pueden surgir durante un viaje en un lugar donde se habla el idioma. Eres capaz de producir textos sencillos y coherentes sobre temas que te son familiares o de interés personal.
  • Nivel B2
    Eres capaz de comprender los puntos principales de temas complejos, tanto fácticos como abstractos, en combinación con la comprensión de conversaciones sobre temas técnicos dentro de tu campo de especialización. Puedes producir textos claros y detallados sobre una amplia gama de temas y explicar un punto de vista sobre un tema de actualidad dando las ventajas y desventajas de varias opciones.
  • Nivel C1
    Comprendes una amplia gama de palabras y textos difíciles, también reconoces la pronunciación implícita. Puedes expresarte con fluidez y naturalidad, sin mucho esfuerzo para encontrar la expresión correcta. Puedes interactuar con los demás de forma natural en contextos profesionales, educativos, sociales y de ocio. Puedes redactar textos claros, bien estructurados y completos sobre temas complejos.
  • Nivel C2
    Puedes entender sin esfuerzo prácticamente todo lo que oyes o lees. Puedes resumir la información de una amplia gama de textos escritos u orales de forma concisa, reafirmando las teorías y los argumentos presentados. Puedes expresarte con fluidez, viveza y detalle.

Niveles de competencia lingüística y certificados

Al revisar la sección de lenguas extranjeras de tu currículum, también vale la pena mencionar los certificados de idiomas que has obtenido. Esto demuestra que tienes habilidades que son confirmadas por un documento oficial. Por otra parte, la persona que analiza tu solicitud de empleo no siempre tiene pleno conocimiento de todos los certificados disponibles en el mercado.

Es aconsejable mencionar el nombre de dicho certificado (por ejemplo, TOLES o FCE) junto al nivel que indica o la especialización que cubre. No olvides indicar la fecha de obtención del documento.

Conocimientos de idiomas: ¡Nunca mientas!

La información de tu currículum debe ser precisa en todos los apartados que incluyas, incluidos los conocimientos de idiomas. Para un empleador es fácil comprobar si el inglés que has indicado en tu currículum como comunicativo tiene realmente ese nivel.

Esta verificación suele tener lugar en la primera fase del proceso de contratación, antes de la entrevista. Es posible que se te pida que prepares un breve análisis, artículo o investigación en una lengua extranjera. Tampoco debes sorprenderte si el reclutador procede durante la entrevista a hacer preguntas en el idioma que declaraste dominar en tu currículum.

A menudo, al concertar una cita, la persona encargada de revisar tu currículum te informará de que se verificará el nivel de conocimiento de la lengua, pero no es la norma: prepáratee para esta fase del proceso de contratación, si el anuncio de trabajo indica el conocimiento de una lengua extranjera como uno de los requisitos.

Recuerda que el conocimiento de una lengua extranjera es una gran baza y, sin duda, te será útil en muchos puestos. Podría ser el factor decisivo en tu carrera y te ayudará a conseguir el trabajo que siempre has deseado.